La Endemoniada pregunta: ¿Para qué un comunicador institucional?

La comunicación es esencial en la en la existencia de la humanidad. Es lo que nos permite conocernos recíprocamente, mostrarnos y demostrarnos de formas tan diferentes sin perder autenticidad. Desde esta perspectiva, nos comunicamos y nos construimos como pensamiento y acción, como sentimiento y memoria, como imagen e imaginario.


Entender la comunicación como un proceso permanente de interacción de valores, actitudes, acciones e ideas, nos permite crecer y desarrollarnos como grupos y como organizaciones.


Una Organización es un grupo social compuesto por personas, tareas y administración que forman una estructura sistemática de relaciones e interacciones. La misma nace de una necesidad de cooperar para obtener fines determinados y requiere de jerarquización, división de trabajo y coordinación para lograr sincronizar los recursos y esfuerzos del grupo.


El comunicador institucional será el conocer profesional con las capacidades, las estrategias y las herramientas para llevar a cabo esta importante tarea, en donde cooperación, jerarquización y coordinación son pilares fundamentales.


Entonces la comunicación institucional es un tipo de comunicación realizada de modo organizada por una institución o sus representantes y dirigida a personas y/o grupos del entorno social en el que se desarrolla su actividad. Su función es establecer relaciones de calidad entre la institución y los públicos con quienes se relaciona adquiriendo una notoriedad social e imagen pública adecuada a sus fines y actividades.


La definición es clara y precisa, pero ¿De qué manera el comunicador institucional va lograr dicho objetivo?

El comunicador institucional desarrolla estrategias, planes y políticas de comunicación.

Esta tarea es crucial porque está ligada a las funciones y alcances de la organización. La comunicación debe ser pensada de manera estratégica., es decir, reinterpretando el papel de los canales de la comunicación, y dejando de lado la concepción de que la información pasa de un recipiente a otro.

La comunicación estratégica requiere ejercitar una constante mirada sobre las marcas de racionalidad (Massoni) en distintas situaciones, teniendo en cuenta los actores sociales, sus necesidades, intereses actuales y la matriz sociocultural que los atraviesa. Las estrategias de comunicación organizacional, por lo común obedecen a algunos o inclusive todos de estos propósitos:


-Colaborar en el logro de los objetivos de la organización, favorecer su integración interna y su posicionamiento y adaptación externa, a través de la sistematización y optimización de los flujos de mensajes que se dan entre la organización y sus integrantes, entre ellos y entre la organización y su ambiente.


-Dar orden y sentido a lo que de cualquier forma existe en toda organización: el intercambio de mensajes.


-Desarrollar una serie de significados compartidos que den sentido a la realidad y favorezcan la coordinación entre los miembros de la organización.


Cada estrategia responderá, además, a objetivos específicos que a su vez se derivan de necesidades de comunicación detectadas en la organización. Los planes y políticas estarán subordinados a las estrategias, y los tres deberán supeditarse a las estrategias, planes y políticas institucionales.


Bueno, si todavía le parece poco, el comunicador institucional también concibe y desarrolla programas de comunicación desde y para otras áreas de la organización. Esto abarca una amplia variedad de actividades, que van desde la edición de las tradicionales revistas internas hasta la producción de publicidad externa, pasando por la distribución masiva de circulares, la administración de tableros de avisos, la producción de material audiovisual, la preparación de discursos para ejecutivos, la organización de fiestas y eventos especiales, la elaboración de materiales didácticos, etcétera.


Además el profesional de la comunicación debe tener la capacidad para examinar los procesos de trabajo, identificar los elementos de conocimiento que el personal necesita para cumplir con su trabajo y desarrollar sistemas para proporcionarle esos elementos de conocimiento. El tratamiento adecuado de temas diversos para confeccionar mensajes dirigidos a personas con cierto grado de especialización requiere del desarrollo de habilidades de recolección y organización de la información que van más allá de las normalmente requeridas en el trabajo de comunicación. El comunicador deberá trabajar en este punto de manera multidisciplinaria.


En esta actividad además el comunicador podrá colaborar en la preparación de manuales de políticas y procedimientos. Así, además de familiarizarse con el marco normativo de la organización, el comunicador tiene una interesante posibilidad de influir en la formalización de distintos aspectos del desempeño, en general, y de los procesos comunicativos, en particular.


Entre otras de las funciones, también se encuentra desarrollar y llevar a la práctica programas de entrenamiento en comunicación. Cada vez es más común que se pida al comunicador que prepare e imparta programas de entrenamiento que generalmente tienen que ver con habilidades de comunicación escrita y oral, o de relaciones interpersonales. Lo anterior demanda del comunicador conocimientos en materia de capacitación y de desarrollo de personal.

¿Todavía continúa pensando en la inutilidad del comunicador institucional?

Si la comunicación es un pilar fundamental de la sociedad humana, y toda organización está formada por uno o varios grupos de personas, con un objetivo en común, y que además de interactuar entre sí, se despliega y mueve en una sociedad a la que pertenece y con la que también comunica, es imposible dejar tan importante función, la de la comunicación institucional , librada al azar o a cualquier persona que no posea las capacidades, estrategias y herramientas necesarias, sin dejar de mencionar las aptitudes y la vocación, que tiene un profesional de comunicación institucional.

Bibliografía

:

-FAVORO, Daniel “Planificación de la comunicación en grupos y organizaciones” Creas. Centro ecuménico de Asesoría y Servicio” Buenos Aires.

-MASSONI, S. "Comunicación estratégica: comunicación para la innovación". Homo Sapiens Ediciones. Rosario, Argentina, septiembre 2011.. ISBN 978-950-808-651.8

- MATA, M Cristina. “Nociones para pensar la comunicación y la cultura mediática” Centro de Comunicación Educativa La Crujía, Bs As., 1994

-PÁGINA WEB:

http://comunicologosblog.blogspot.com.ar/2014/04/comunicacion-y-organizacion.html. Visto 30/03/2016

#Comunicación #Empresa #ComunicaciónInstitucional #Comunicador #profesionaldecomunicación #comunicaciónestratégica #interactuar #comunicacióninterna #comunicaciónexterna

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square